miércoles, 26 de agosto de 2009

Posteriormente;




Posteriormente, se impone el regreso a la vida real (paradigma de la madurez). Es curioso comprobar como la realidad apenas cambia en un par de meses... a pesar de lo que nos dicen en los anuncios, todo sigue igual o casi. Ese casi es el que me inquieta. El casi en todas las frases, en todas las situaciones, en todas las miradas, medias sonrisas, bufidos o simples arqueos de cejas. El casi despierta mi curiosidad innata por intentar comprender este oscuro mundo nuestro, que no solo nos rodea, sino que además nos acorrala con su estupida vara de medir objetiva.

Nos acercamos peligrosamente al precipicio ideológico que postuló Orwell, que tan magnificamente han denunciado posteriormente personas como Braudillard o Habermas, filosofos como Adorno y Popper, que cuestionaban la sociedad tal y como la conocemos, enfrentaban sus diferentes teorías de crítica social, pero el resultado siempre era el mismo: Lo que vemos, lo que nos venden, es una losa, una bola negra con cadenas que nos esclaviza a un sistema contrario a la libertad humana, y contrario al desarrollo del conocimiento científico logrado en los últimos 500 años. Curioso detalle, los escasos pensadores y filosofos que quedan, coinciden en el diagnostico. Doctor, es grave? pues todo depende de conocimiento de la realidad... no la que te venden en la prensa, sino la que hay afuera, en la calle. Ya se sabe: la ignorancia es felicidad.

Posteriormente, todo queda en calma, vienen las facturas, la tele, los medicamentos, los carriles bici, la tarifa plana de internet, la playa con bandera azul y el abre-facil. Nada importa si te facilitan la vida; no importa el precio, no importan las personas...

¿Como escapar de una carcel onírica, cuando es una realidad empírica la que te encarcela? Sigo investigando. Si descubro algo, os lo transmitiré. De mientras me marcho, que tengo que contratar más velocidad para el adsl y sacar entradas para el partido del domingo. Posteriormente, cuando tenga algo de tiempo, me pasaré por aquí y volveré a clamar contra el sistema que me ha permitido mantener pública y libremente mis pensamientos en la red los últimos tres años. Carpe Diem.

Etiquetas:

Por: binfer. Leer los 4 Comentarios Deja tu opinión Enlace

Web Site Counter
Website Counter