lunes, 26 de febrero de 2007

...blog?

Qué es un blog?. Esta pregunta, de sencilla factura, esconde muchas respuestas, alguna personal y muchas tópicas. El otro día, un buen amigo mio, me planteaba la posibilidad de comentar en el blog todo lo que se me viniese a la cabeza (con el peligro que ello conlleva...). Desde el inicio tuve claro que mi blog iba a ser muy personal y de cierto corte intelectual, algo así como la plasmación de la parte compleja de mi cerebro. En pocas palabras: un tostón infumable. La verdad es que muchos posts son algo cargantes. No obstante, creo que en parte, esa es la gran ventaja de los blogs: sirven para desahogar las inquietudes personales. Es una especie de diario público, una bitácora de barco terrenal, una foto de nuestra conciencia. Anteriormente, esta necesidad se veía cumplida en los bares, con los conocidos del barrio, entre vino y vino. Hoy en día, la cultura digital y la del botellón, han cambiado un poco nuestras costumbres (a copazos con la música alta, no siempre puedes hablar de la existencia de Dios o del bigbang... y menos en ciertos ambientes). Pero la necesidad de despotricar sigue ahí.

Entiendo que hay varios tipos de blogs: los personales e intimistas, los narrativos tipo diario público, los de exposición de ideas y controversias, los artísticos... aunque todos cumplen un poco la función de terapia mencionada.

Veo una gran ventaja en ellos: ampliar la participación de la gente, el número de opiniones y su diseminación natural, así como la estimulación de las ideas. Anteriormente, si eras un friki, quedaba en el pueblo. Ahora, un canadiense estudiante de castellano puede opinar, como antaño hacía el tabernero. La creación de una aldea global de la opinión, es una evolución de la capacidad de comunicarse. Por otro lado, existen peligros. Esta capacidad globalizadora puede ser usada en nuestra contra, como siempre se ha hecho cuando le ha venido en gana al poder establecido.

A pesar de todo, defiendo los blogs, sus autores, sus obras y opiniones (por descabelladas que sean), y por ello animo a todos aquellos que miran extrañados las miles de páginas personales existentes en la web, que hagan la suya propia. Nunca expresar las ideas personales fue tan fácil.

Etiquetas: , ,

Por: binfer. Leer los 5 Comentarios

5 Comentarios:

Anonymous Puppetmaster escribió...

"La plasmación de la parte compleja de mi cerebro. En pocas palabras: un tostón infumable". Muy bien, enhorabuena, el primer paso es reconocerlo.
De todas formas, también tiene una ventaja tu blog: Iñaki lo usa para cuando Adei no quiere dormirse. A la segunda línea leída, el padre o el hijo están dormidos. Si es el niño, perfecto, si es el padre, también, porque ya no le preocupa si el niño duerme o no.
Más en serio ahora, yo también empecé un simulacro de blog. Pero al final no tengo tiempo. Podría ir poniendo opiniones en los momentos de “in pass” en el curro, pero mi jefe tiene un sexto sentido para eso. Basta que esté haciendo algo que no esté relacionado con el curro para que empiece a pulular alrededor de mi mesa o me pida algo.
Eso sí, mi página web ya tengo, donde subo mis fotos y algunas chorradas (por cierto, a ver si me acuerdo y meto un enlace de tu blog en mi web). Tendría que revisarla, la tengo descuidada.
Aprovecho la ocasión de que empiezas post nuevo para una pequeña crítica personal, de la que en el fondo no es que tengas culpa pero bueno:
La próxima vez que mandes un plano de cómo llegar a tu casa, me haces el favor de mandarme una planta y un alzado. Me explico. Yo, que soy de San Ignacio, como buen hijo del mejor barrio de todo Bilbao, como todos mis convecinos, tendemos a pensar en plano y en cuadriculado.
Cuando yo voy todo feliz por la carretera pensando que tengo que coger la primera calle (o estrada) a la izquierda después del cruce, y resulta que la primera a la izquierda después del cruce es una cuesta del 20% de inclinación que tira pá arriba al monte, lo primero que me pasa por la cabeza es: “No puede ser”.
Así que piensas que en vez de a la izquierda, será a la derecha, que las calles son planas.
Y es que en San Ignacio, vemos un callejero y pensamos que todas las calles están como en el plano: “planas”.
Pero bueno, una vez el coche aparcadito no hay problema en ir a comprobar que aquella cuesta resulta que SÍ es…
También, cuando vas buscando el número 27, y llegas al 26, pues como vecino de San Ignacio tiendo a pensar que el 27 estará a continuación, y no “encima de mí”, literalmente. En este sentido reconoceré que estáis más avanzados que nosotros: nosotros pensamos en 2D, vosotros en 3D. Va a ser que la margen izquierda nos empieza a aventajar y todo.
Por lo demás, la casa muy chula.

Oye, con la tontería me ha salido un comentario largo y todo. Tá lueguete…

26 febrero, 2007 16:52    
Blogger fabio escribió...

tengo la extraña sensación de...sentirme como tú. ¿Es contagioso o es que solo somos amigos y nos preocupan las mismas cosas?
expresarte es libertad, y sino que se lo pregunten a Pamuk que ha tenido que poner zuecos en polvorosa para que no le vuelen la cabeza por hacer un pequeño comentario histórico.Si es que la historia cuanto menos se remueva, mejor. Luego a alguien le da por pensar que esto ya pasó hace 3000 años y la jodimos

26 febrero, 2007 22:56    
Anonymous binfer escribió...

Pues tienes razón con lo del plano... habíamos asumido ya la existencia de la "cuesta de la vida", que se nos pasó por alto que el resto de los mortales viven en urbanizaciones planas. Lo siento, ya os recompensaré (con un arnés o algo).

Fabio, siempre fue lo mismo, Pumak? algo así dicen que le pasó a un tal Chus de Galilea, por decir lo que pensaba. Pero en este caso no se marchó y lo colgaron.

27 febrero, 2007 09:33    
Blogger fabio escribió...

las palabras son dañinas para el cerebro de la mayoría de la gente. Duelen, escuecen y crean confusión y amargura. Represalia????? te corto el cuello

27 febrero, 2007 09:37    
Blogger kleisa escribió...

Yo creo que lo del blog es la manera mas barata de ahorrarse un psicologo, que tienes un problema, lo narras como el de un amigo y tienes la mejor manera de desahogarte y de que un monton de personas diferentes te den su opinion, es la mejor manera de ver una situacion o un hecho de un monton de puntos de vista distintos. Y es la mejor manera de no volverte loco en este mundo de desenfreno, en el que se han perdido las mejores costumbres que teniamos. Hace mucho tiempo los grandes escritores quedaban en conocidos bares, ahora emblematicos, donde hablaban de un monton de cosas sin sentido, ahora con toda esta tecnologia hemos pasado de los bares a la red.

08 marzo, 2007 15:45    

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Web Site Counter
Website Counter