miércoles, 9 de enero de 2008

Entresijos

Creo que viene bien esta palabra para definir las diferentes "tramas" legales que cualquier ciudadano de a pie debe sortear para cumplir con sus obligaciones administrativas. Los entresijos del sistema son algo oculto para los no iniciados, y todo aquel que quiera resolver sus cuitas burocráticas tiene dos opciones: iniciarse en el mundo de los tramites legales, o bien, pagar a una gestoria-asesoria-consultora de dilemas para que dedique sus horas y días a estos asuntos.

Me viene esta reflexión después de haber visitado la oficina de renovación del DNI y la delegación de tráfico en Vizcaya (Bizkaia para los entusiastas del léxico patrio). Además de haber disfrutado en otras ocasiones de viajes-aventura del tipo Hacienda Pública (S.L.), Ayuntamiento de mi ciudad (elija su ventanilla) y del inolvidable proceso de solicitud de subvenciones públicas...

Todos esos viajes se acompañan de situaciones irrisorias, propias de una sociedad poco ducha en el sistema que la sostiene. Creo que no estamos preparados para todo lo que se nos exige desde la administración. Desde el individuo que quiere realizar tramites en nombre de una persona de Castellón (esto es Bilbao, recuerdo), y le recuerdan que sin la fotocopia compulsada del DNI no hay nada que hacer, hasta la persona que ingenuamente coge dos horas en el trabajo y sale maldiciendo

Admiro al gremio de los abogados, tan serios ellos. Han desarrollado un lenguaje oculto, lleno de tecnicismos y palabras en clave, que les hace seres supremos. Algo al estilo de los ingenieros (otros que también...), que si quieren te diseñan una central nuclear en un pis-pas, y no enteras (ni preguntes como funciona...). Estos picapleitos animosos, se han introducido en el sistema, y todo, absolutamente todo lo que emana de él, tiene su sello inconfundible (trasvase del Ebro incluido). En serio, hoy en día es tan difícil estar al corriente con la administración, que tengo la sensación entre los dedos del pie, que en un futuro los ciudadanos serán de primera o de segunda según tengan sus papeles con la administración.

(O eso ya es ahora...?) Exijo mi derecho a la ventanilla única!.

P.D.: El nuevo DNI electrónico incorpora un chip, para tramitar todo por internet... Bienvenidos al pasado.

Etiquetas: ,

Por: binfer. Leer los 2 Comentarios

2 Comentarios:

Blogger fabio escribió...

bienvenidos al mundo del siglo XXI, el cual si no estás al día te pudres. ¿internet? y si no sabes manejarlo?¿y si tienes 45 años para arriba y no quieres-sabes-puedes?!ESTÁS JODIDO, TÍA PACA!no me gusta, no me gusta que se excluya a la gente humilde, que jueguen con ellos, que asesoren mal, que se beneficien del prójimo, de su tiempo , de sus ganas por hacer las cosas. a veces te dan ganas de hacer mal las cosas...solo a veces....

21 enero, 2008 11:25    
Anonymous Anónimo escribió...

Mira, a éste post voy a responder. Lo he entendido y todo. Guau.

Como trabajador-recoge-marrones de mi empresa, me ha tocado bastantes veces lidiar con la Admintración: dígase Hacienda, la Tesorería de la Seguridad Social, el Gobierno Civil...

Me encanta ahora ir a la Tesorería, ahora que parece la cola de la Carnicería: ¿Usted que número tiene?, el 105 y va por el 22. ¿La última, por favor?, servidora. Y de repente, ping, A105, ¡el mío!, ¡el mío!, ¡me ha tocado!. Que cuando llegas a la ventanilla te dan ganas de pedir cuarto y mitad de conejo (que es lo que recomienda el Gobierno).

Pero me mola más el ambiente kafkiano de Hacienda. Ejemplo que he vivido: los clientes nos piden un documento de estar al corriente de pagos en Hacienda, como subcontrata que solemos ser. Así que ahí que voy yo a perder la mañana a Capuchinos de Bilbao (que por otra parte, tampoco es mala manera de pasar el día. Con decir que había mucha cola, te puedes quedar toda la mañana tomando unas coca-colas…).
Espero cola, me acerco y pido el papel. Ningún problema. Me toman nota del CIF de la empresa, la chica le da a dos botones (al tiempo que sigue criticando con la compañera a una tercera de otra mesa, que casualmente, está buena que te pasas. Esa envidia…). Al de dos segundos sale un papel en la impresora que está a medio metro de mí. Y es el papel que me hace falta. Pero ahora viene la pregunta:
_¿Tiene poderes representativos en su empresa para recoger éste tipo de documentos?.
_No.
_Pues no puedo dárselo. En caso de que nadie con poderes pudiera recogerlo, lo mandamos por correo a la Dirección Social que nos figura.
_Ya, pero la Sede Social de mi empresa está en Madrid.
_Pues allí lo mandamos.

Así que un papel que he tenido a medio metro de mí, viaja a Madrid por correo. Cuando me notifican que ha llegado, me lo mandan por mensajero a Bilbao. Bonito desvío.

Y eso, queridos niños, es la Burocracia.

23 enero, 2008 18:19    

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Web Site Counter
Website Counter