martes, 31 de julio de 2007

The memories in blue

Hay veces que una fotografía es algo más que el momento que describe, pudiendo abarcar el momento anterior y posterior de la misma (como bien dijo el otro día un buen amigo mio); normalmente despreciado por los adoradores de la foto clásica. La memoria suele describir una trayectoria similar. Muchas veces despreciamos las circunstancias de un recuerdo, en pos del momento vivido, sin ser conscientes de la importancia del entorno y la escala temporal en la que lo sufrimos. Creo que Fabio anda divagando en este sentido.

La inquietud del cambio sufrido nos escupe una triste realidad, la del progreso a nuestro alrededor. El quehacer diario se torna difícil cuando nos enfrentamos a nuestro sueños de la infancia, incumplidos y defenestrados por una sociedad de consumo que nos empuja a ser únicamente piezas de un puzzle inacabado, nunca la mano que lo construye.

Me empiezo a cansar al ver que todo se dirige al control poblacional (los últimos chips comestibles de RFID patentados por Kodak... ) y a una estructura supranacional, perfecta en sus formas, imperfecta en sus objetivos. El objetivo ahora más que nunca es el de ser feliz, no el de aprender, mejorar, crecer... Orwell disfrutaría con este musical en formato reality, actores protagonistas a pie de calle, ufanos de las arias de un sistema global que impone sus modas.

Y la memoria sigue guardando y albergando recuerdos de una infancia lejana, distinta de la actual, donde yutube ha sustituido a la peonza.

Propuesta del día: vamos a recordar aquellos maravillosos años, y expongamos el recuerdo más simple y ñoño que tengamos. Mi recuerdo: las batallas de agua en los veranos calurosos de Castilla, sin pistolas a presión; tan solo con botellas reutilizables de mistol. Que pena de playesteision...

Etiquetas: , ,

Por: binfer. Leer los 3 Comentarios

3 Comentarios:

Blogger fabio escribió...

plash plash.....no escuchas mis aplausos??? por cierto, el no estar de acuerdo no significa que yo esté equivocado. Bien sabes que yo todavía me acuerdo de donde vengo..lo que pasa es que uno sufre mucho por dentro. Y ni las playesteisions ni las botellas de mistol mitigan el dolor...

31 julio, 2007 23:33    
Blogger Marsaas escribió...

Pues mira, hablando de infancia, fue mejor la nuestra.
La semana pasada fui de vacaciones en la playa, y en el hotel los niños si que jugaban, pero ni mucho menos con el jolgorio de antes. A
hora les falta el video, la play, o el ordenador, y juegan en la piscina porque hace calor, pero el resto de juegos les resultan ya aburridos o inútiles; había una zona infantil con toboganes, castillo... o sea, lo de siempre, y los niños ni se acercaban.

Sus recuerdos de infancia serán insulsos porque el video, el ordenador... nunca van a abandonarles aunque sea para un distinto uso pero, al fin y al cabo, lo mismo.

06 agosto, 2007 14:15    
Blogger Fernando escribió...

tiene razón Marinita, algunos tuvimos infancia, otros no tuvieron esa suerte, pero lo realmente triste es que la gente como nostros está reduciéndose a pasos tan escandalizantes como el aumento de los niveles de CO2 en la troposfera, y lo cierto es que la gran mayoría de los mortales nacidos en el nuevo siglo no la tendrán nunca.

10 agosto, 2007 11:33    

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Web Site Counter
Website Counter